Cómo comprar una casa en USA exitosamente

Desde que llegaste a Estados Unidos has estato pagando renta y ahora desidiste comprar una casa, comenzar a construir equidad y estabilidad financiera para el futuro. Pero te sientes desorientado y nervioso porque no sabes si vas a calificar, cómo empezar y tienes muchas dudas.

Este proceso es estresante y complicado, pero saber la cadena de eventos y lo que se requiere de ti, puede minimizar tu ansiedad y darte más confianza para dar el salto de inquilino a propietario.

Para ayudarte, aquí hay una guía que te lleva a través de los pasos necesarios para comptrar una casa en USA.

1-Decide cuanto vas a dar de pago inicial

El primer paso que cada comprador de casa debe abordar es calcular sus finanzas. Comprar una casa nueva requiere una hipoteca, donde un prestamista te presta el dinero y tú se lo devuelves con el tiempo. Sin embargo, para obtener una hipoteca, necesitarás algún tipo de pago inicial.

Entonces, ¿cuánto necesitas?

Lo ideal para el pago inicial de una hipoteca es el 20% del precio de la casa para evitar cargos adicionales, pero si no tienes tanto dinero, no te preocupes. Un pago inicial de hipoteca puede ser tan bajo como 10%, 5% o incluso 0% para ciertos tipos de hipotecas (por ejemplo, préstamos VA o un préstamo del USDA).

2- Verifica tu crédito

Primero que nada, y antes de contactar a un prestamista, tienes que revisar tu crédito, porque si tu crédito no está bien, perderías el tiempo.

En annualcredirepor.com, puedes obtener un reporte anual gratuitamente. El informe extrae datos de las tres empresas más importantes de informes de crédito: Equifax, TransUnion y Experian. Tener la información antes de contactarte con un prestamista te permite arreglar cualquier error en el informe.

Si realizas tus pagos a tiempo, es probable que tengas un puntaje de crédito lo suficientemente bueno para que los bancos se sientan cómodos para darte un préstamo. Cuanto mejor sea tu puntaje de crédito, más bajo puedes conseguir el interés. Por eso es absolutamente vital que manejes las deudas de manera responsable.

Una puntuación crediticia buena, es de 660 para arriba. Los compradores de casa que solicitan un préstamo por medio del FHA generalmente pueden obtener un préstamo si su crédito es de 580 o más.

3- Haz una lista de lo que quieres en una casa

¿Tienes una casa de tus sueños en mente? La mayoría de las personas tienen una idea parcial de cómo quieren que sea su casa. Para algunos, puede ser un aspecto particular: un tipo colonial con persianas, uno ranchero con una claraboya o un condominio en la ciudad que tenga gimnasio.

Otros simplemente quieren bastante espacio: muchas habitaciones, una cocina grande y una sala familiar más grande, todo con un patio grande.

Sin embargo, otros, como los primeros compradores buscan que la casa este ubicada a donde hay buenas escuelas o un lugar cercano al trabajo y no les preocupa tanto la apariencia de la casa.

4- Obtén una carta de pre calificación para la hipoteca

Obtener la pre calificación es fundamental si quieres que tus esfuerzos de compra de casa tengan éxito. ¿Por qué? Porque una carta de pre calificación de un prestamista muestra a los vendedores de casas que tienes el respaldo financiero necesario para comprar la casa.

Sin esta pre aprobación, ningún vendedor querrá mostrarte casas, porque no tendrán garantía que vas a calificar y no van a querer perder su tiempo mostrándote las casas.

No confundas la pre calificación con la pre aprobación. Para pre calificar, tiene una conversación con un prestamista sobre tus finanzas. Es una evaluación bastante superficial de tu capacidad para pagar un préstamo hipotecario.

El prestamista te va a preguntar cuál es tu ingreso bruto (antes de impuestos), cuáles son tus deudas mensuales (pagos mínimos de carros, mínimos de tarjetas de crédito y similares), y cuánto has ahorrado para el pago inicial de tu hipoteca y costos de cierre, pero el prestatario no necesita proporcionar ningún papeleo.

Si no tienes un prestamista aquí hay opciones para obtener uno:

Puedes obtener un préstamo de una variedad de tipos de prestamistas, los principales bancos en tu área, cooperativas de crédito, bancos nacionales, un agente de hipotecas o un prestamista en línea. Veamos cada opción.

Los principales bancos en tu área y cooperativas de crédito

Probablemente tengas una cuenta allí, o tenías una en el pasado. Debería haber un toque más personal porque el banquero de la comunidad gana su dinero en su vecindario y te necesita como cliente. Puede hacer algunas concesiones en cosas como el puntaje de crédito. Desafortunadamente, los bancos locales a menudo operan con poco personal, por lo que puede tomar tiempo obtener una cita o resolver una crisis, si tienes una.

Bancos nacionales

Los bancos nacionales son los grandes por una razón. Crearon reputación como lugares con mucho personal bien capacitado y altamente calificado, que ofrecen muchos programas de préstamos a tasas asequibles. Tienen tiempo y mano de obra para ofrecer atención al cliente las 24 horas.

Estos bancos son demasiado grandes para fracasar y eso puede ser un inconveniente. Solo eres un número para los grandes bancos. Raramente te conocen por tu nombre y si tu cuenta no está repleta de dinero, pueden tomarse su tiempo para resolver tus problemas.

Agentes hipotecarios

Los agentes hipotecarios están en contacto con muchos prestamistas, lo que significa que se enterarán de muchas ofertas, una de las cuales pueden ser exactamente lo que necesitas.

Además, el trato será mucho mejor ya que ellos trabajan para el cliente y no para el banco. Van a lidiar directamente con el prestamista y van a encargarse de que todo salga bien y a tu favor. Un agente de préstamos hipotecarios va a querer darte la mejor experiencia posible para que quedes contento y en el futuro le refieras a amigos y familiares.

Prestamistas en línea

Finalmente, están los prestamistas en línea, que se están convirtiendo rápidamente en furor. Los prestamistas en línea prácticamente han eliminado el contacto en persona. El proceso de solicitud y revisión se realiza en línea y es rápido. Realmente rápido. De hecho, Lendingtree tiene muy buenas calificaciones de satisfacción del cliente en la industria.

5- Escoge tu corredor de propiedades

Ahora puedes pedirle a un corredor de propiedades que te empiece a mostrar casas. Pero, ¿cómo encuentras un buen agente?

Un agente de bienes raíces debe ser un experto del mercado y defensor del cliente. Tiene que ser una voz imparcial y ofrecer una perspectiva objetiva durante la transacción.

Aquí tienes algunas opciones para encontrar uno:

Tu mejor fuente de referencia para un profesional de bienes raíces será alguien que conozcas que haya comprado o vendido bienes raíces con ese agente y que esté contento con él o ella. Un amigo, un pariente, un socio comercial, un vecino. Cualquier persona que conozcas que haya tenido una buena experiencia con un corredor será una buena fuente para ti.

No tengas miedo de hacerle preguntas detalladas a tu fuente sobre su agente de bienes raíces, que incluyen:

¿Qué le pareció su corredor?
¿Qué es lo que más le gustó de él o ella?
¿Qué es lo que menos le gustó?
¿Cuánto tiempo ha estado en el negocio?
¿Fue bueno el agente para mantenerse en contacto por teléfono, mensaje de texto o correo electrónico?
¿El proceso de compra o venta se realizó sin problemas?
¿Cómo manejó los problemas en el proceso?
¿El agente o corredor los refirió a una fuente para obtener financiamiento?

Si no tienes un recurso como ese para obtener información, otro buen recurso sería la asociación local de agentes de bienes raíces. Pídeles referencias en el vecindario en particular que deseas buscar.

Más allá de eso, la cámara de comercio local podría ser otro buen recurso, ya que muchos profesionales inmobiliarios experimentados están activos en sus comunidades en diversas capacidades.

Busca en www.yelp.com.

Mercado hipotecario de Zillow (compara cotizaciones)

No hay una solución única para todos. La ruta que elijas dependerá de varios factores, incluidas tus propias preferencias.

Ya sea que firmes o no un contrato con él o ella, un corredor de bienes raíces legalmente tiene el deber fiduciario de tratarte a ti y a todos los demás asociados contigo, en una transacción de bienes raíces, de manera justa y teniendo en cuenta tus mejores intereses.

6- Pre aprobación de la hipoteca

Tienes que reunirte con un prestamista hipotecario para obtener una pre aprobación para una hipoteca. Esto implica completar una solicitud de hipoteca y proporcionarle al prestamista tu documentación de ingresos y tus registros personales.

Puedes escoger al prestamista que te dio la carta de pre calificación o puede ser otro. No te sientas comprometido con el que te dio la carta de aprobación. Puedes buscar otro o puede ser el mismo.

El agente de bienes raíces va a querer que escojas a uno de los prestamistas con los que él o ella trabaja. No estas obligado a hacerlo. Tú puedes escoger uno por tu cuenta. Tú decides.

Durante este proceso, el prestamista investigará tu crédito, verificará tus ingresos, deudas, reservas en el banco y te preguntará cuanto enganche vas a dar. Estos datos lo ayudarán a determinar si calificas o no para un préstamo hipotecario.

Si calificas para una hipoteca, el prestamista podrá proporcionarte: la cantidad de financiamiento; tasa de interés potencial (si se lo pides, puede bloquear la tasa por un tiempo determinado para asegurar que obtengas ese mismo interés cuando se cierre el escrow). También podrás ver un estimado de cómo te quedaría tu pago mensual (sin impuestos ni seguro, aunque aún no hayas encontrado una propiedad).

¿Qué datos y documentación se requieren para el proceso de pre aprobación?

Nota: se llama pre aprobación porque siempre te van a dar una aprobación sujeta a condiciones que se deben cumplir. Cuando se han cumplido todas las condiciones del prestamista, puedes decir que tienes una aprobación total.

Para solicitar la pre aprobación de la hipoteca, deberás proporcionar a un prestamista lo siguiente:

Talones de cheques de pago de los últimos 30 días que muestren tus ingresos mensuales y hasta la fecha, o las ganancias y pérdidas de tu negocio si trabajas por cuenta propia.
Dos años de declaraciones de impuestos federales.
Formas W-2 de los dos últimos años.
60 días o un estado de cuenta trimestral de todas tus cuentas de activos, que incluyen tus cuentas corrientes y de ahorros, cualquier cuenta de inversión como CD, IRA y otras acciones o bonos.
Cualquier otra propiedad inmobiliaria actual.
Historial residencial de los últimos dos años, incluida la información de contacto del arrendador si rentas.
Comprobante de fondos para el pago inicial, como un extracto de cuenta bancaria (si el pago inicial en efectivo es un regalo de tus padres, debes proporcionar una carta que indique claramente que el dinero es un regalo y no un préstamo. De lo contrario, el dinero para el pago inicial afectaría tu relación deuda/ingreso y eso podría ser negativo para que te aprueben la solicitud.
Firmar una autorización para que te verificar tu crédito y obtener tu puntaje de crédito. Tu historial de crédito muestra tu historial de pagos de hipotecas y tarjetas de crédito, y con eso se verá si eres responsable cuando pides prestado dinero. También se necesitará esta información de tu coprestatario, si tienes uno.

Tu informe también muestra las cuentas de deuda abiertas que tienes, incluidos préstamos estudiantiles, tarjetas de crédito y otras deudas.

Incluso si tienes un buen puntaje de crédito, pero si tienes demasiadas deudas, tu relación deuda/ingreso puede ser demasiado alta para calificar para los pagos mensuales de tu nuevo préstamo. Pero podrías tener factores de compensación.

Esta información se transmite al prestamista, para determinan el riesgo asociado con ofrecerte una hipoteca.

Si la información que le has dado sobre tus finanzas y tu informe de crédito satisfacen las pautas del prestamista, el prestamista tomará una determinación preliminar por escrito indicando que calificarías para un monto de préstamo en particular sujeto a las condiciones descritas en el informe de aprobación previa.

Cada prestamista tiene sus propios estándares y procesos para determinar si deben otorgar un informe preliminar de aprobación.

7- Buscar la casa

El mundo en el que vivimos hoy es digital y la búsqueda de una casa no es diferente. Puedes pedirle a tu agente de bienes raíces que te muestre casas vía Internet y de ahí le puedes indicar cuales son las que quieres ir a ver.

8- La oferta

Encontraste la casa que te gusta. Ahora, el próximo paso en el proceso de compra de una casa será enviar una oferta al vendedor.

Cuando compras una casa en Estados Unidos, un contrato de bienes raíces es el documento legal que describe los términos y detalles de la transacción.

El objetivo principal de un contrato de bienes raíces es identificar claramente las expectativas del comprador y el vendedor y proteger a ambos en el proceso de compra.

El agente de bienes raíces del comprador prepara un formulario de oferta oficial y lo envía al vendedor para aceptarlo o contrarrestarlo. Cuando las dos partes se han puesto de acuerdo y aceptan, la oferta pasa a ser un contrato vigente.

Antes de firmar la oferta y enviarla al vendedor, debes estar seguro que has entendido todo lo que se ha estipulado.

Todos los agentes inmobiliarios tienen una forma estándar que se usa en la industria para realizar y presentar una oferta.

La oferta incluye lo siguiente:

•La fecha de vencimiento de la oferta. Esta es la cantidad de tiempo que el vendedor tiene para considerar tu oferta antes de que caduque. Este tiempo puedes ser unas horas, días o semanas después de que se envíe la oferta.

Tu agente de bienes raíces te ayudará a determinar cuánto tiempo debes darle al vendedor para aceptar o contrarrestar tu oferta.

•El precio de la compra. Este es el precio total que ofreces pagarle al vendedor por comprar la propiedad. Es indispensable pedir a tu agente de bienes raíces un análisis comparativo del mercado. De esta manera, pueden evaluar si el vendedor está fijando un precio al valor de mercado, un precio más caro o un precio más bajo. Así pueden elaborar una estrategia de cuánto ofrece.

•La cantidad de depósito inicial. Este es un depósito de buena fe que se realizará mientras obtienes financiamiento para la hipoteca.

•Cantidad del pago inicial. Tienes que poner la cantidad exacta que vas a dar en efectivo como parte de la venta (El enganche). Este dinero no se financia y deberás dar al vendedor un comprobante de este anticipo con un extracto bancario, cheque, etc.

•Términos de financiamiento. La tasa de interés y los términos que debes recibir de un prestamista si estás financiando la venta.

•Costos de cierre. Los costos de cierre son cualquier tarifa adicional más allá del precio de compra necesario para transferir la casa al comprador, como costos de escrow, seguro de título, honorarios notariales e impuestos de transferencia, por nombrar algunos. Si el comprador o el vendedor es responsable de pagar los costos de cierre varía de estado a estado y también depende del acuerdo a que lleguen.

Un agente de bienes raíces puede asesorarte mejor sobre los estándares de costos de cierre del mercado y se pueden negociar entre el comprador y el vendedor. Usualmente, los cobros de cierre equivalen a un porcentaje de 2% al 5% del valor de la propiedad (precio de compra).

• Se requiere inspección de la casa. Esto significa que tienes derecho a que un profesional inspeccione la propiedad por defectos de construcción, funcionalidad de sistemas domésticos, cumplimiento de códigos y habitabilidad general.

La mayoría de los estados incluyen cláusulas de contingencia adicionales en sus contratos de compra de bienes raíces con un plazo para cumplirlas.

• Contingencias. La oferta incluirá algunas contingencias. Estos son requisitos que permiten que se rompa la oferta legal y que el comprador quede libre del trato. Algunas contingencias comunes son:

1- Contingencia financiera. La oferta solo es válida si al comprador le aprueban el préstamo sobre la propiedad.

2- Contingencia de venta de casa. Esta contingencia podría establecerse si un vendedor está tratando de usar las ganancias de la venta de su casa para un pago inicial de la casa en la que está haciendo una oferta. Si la casa no se vende, el comprador no puede cumplir con el contrato y queda nulo.

3- Contingencia de inspección de la casa. Esta contingencia indica que una vez que se completa la inspección de la casa, el comprador puede retirarse del acuerdo si las reparaciones son muchas y si el vendedor no está dispuesto a pagar por hacerlas.

4- Contingencia de tasación de vivienda. Un prestamista hipotecario evaluará la casa para garantizar que el préstamo que el comprador está obteniendo para la propiedad no supere el valor de la propiedad. Si la tasación determina que el precio de la casa es menos que el precio de oferta, el comprador puede pagar más dinero de su bolsillo al vendedor, hacer que el vendedor reduzca el precio o puede retirarse del trato.

• Garantías de la propiedad. La oferta incluirá una sección sobre garantías de viviendas. Si el comprador desea una garantía para la propiedad para proteger los sistemas y electrodomésticos cuando fallan por el desgaste normal, el comprador puede pedirle al vendedor que incluya una. Si el vendedor está tratando de endulzar el trato, puede anunciar que el vendedor pagara por una garantía de casa.

El vendedor puede:

1-Aceptar tu oferta.

2-Rechazar tu oferta.

3-Hacer una contraoferta indicando que los términos de la oferta deben modificarse o agregarse para que la acepte.

Si el vendedor hace una contraoferta, puedes aceptarla o rechazarla, o hacer tu propia contraoferta con nuevos términos. Una contraoferta podría incluir cambios o modificaciones a uno o más componentes de la oferta, como el precio de compra, los costos de cierre o una contingencia.

Este intercambio continuará hasta que ambas partes estén felices con los términos. La oferta no se convierte en un contrato vinculante hasta que ambas partes firmen el contrato aceptando los términos.

9- Abrir escrow o fideicomiso

¿Qué es un escrow? es un tercero, una entidad neutral en la que el comprador y el vendedor depositan instrucciones escritas, documentos y fondos hasta que se cumplan ciertas condiciones.

El escrow actúa como intermediario, verifica que el título de propiedad este limpio y que se cumplan todas las instrucciones que se escribieron en el contrato de venta.

En el escrow es donde el comprador, el vendedor, el representante del prestamista y cualquier otro involucrado en este proceso se reúnen para firmar todos los documentos, transferir todo el dinero adeudado y pasa las llaves.

Cada estado da licencia y regula a las empresas de escrow y de título. Los departamentos estatales que les gobiernan pueden inspeccionar los registros de una compañía de título y escrow en cualquier momento, proporcionando una mayor supervisión de la administración y posición de la compañía como un tercero imparcial de la transacción.

¿Cómo se abre un escrow?

Una vez que tu agente haya completado el acuerdo de venta, o el acuerdo de compra, y el vendedor haya aceptado la oferta, tu agente inmobiliario o prestamista abrirá el escrow.

En una transacción de bienes raíces, el comprador no le paga al vendedor directamente por la propiedad. El depósito en garantía y el contrato se entregan al oficial de escrow.

Como parte neutral de la transacción, escrow solo puede responder a las instrucciones escritas que han acordado mutuamente todas las partes interesadas (vendedor y comprador). El escrow no puede alterar el contrato o crear instrucciones que protejan a todas las partes interesadas.

¿En cuánto tiempo se puede cerrar un escrow?

Todas las partes desean cerrar escrow lo más rápido posible. Los vendedores quieren su dinero para poder seguir adelante con sus vidas, los compradores esperan ansiosos para comenzar a mover los muebles a su nuevo hogar y los agentes quieren que les paguen.

Los compradores prefieren un período de cierre de 30 días ante las ofertas con un tiempo de 45 o 60 días para cerrar el escrow. A menudo, las ofertas se redactan con un período de cierre más realista, de 45 días.

Después que la compañía de título a verificado que el título de la propiedad está limpio y cuando se cumplen todas las condiciones que requiere el banco y el contrato, se puede cerrar el trato.

La compañía de título, luego transfiere el título de la propiedad al comprador a través de la oficina de registro del condado.

Una vez confirmada la inscripción de los documentos, al cierre, escrow libera los fondos en custodia y desembolsos, incluidos los ingresos del vendedor, los pagos de los préstamos, las comisiones de los agentes hipotecarios, corredores de bienes raíces, las tarifas relacionadas para la grabación. Ahora escrow está lista para cerrar. Este proceso protege a todas las partes involucradas.

10- Inspecciones

•Inspección de la casa

No es necesario que hagas una inspección de la casa en una transacción de compra, pero te conviene hacerlo. El precio por una inspección de una empresa con buena reputación es más o menos de $400 en una ca de 2,000 pies cuadrados. Si la casa es más grande el precio podría ser entre $500 o más de $600.

Con una inspección, un inspector profesional te dirá si hay defectos peligrosos o costosos en la casa. Si los hay, vas a querer enterarte cuales son para que puedas pedirle al vendedor que los arregle o cancelar la compra. También puedes pedirle al vendedor que baje el precio para que tú mismo te encargues de hacer los arreglos.

En caso que en el contrato diga que la compra se realizara “tal como está” no podrías negociar ninguna concesión del vendedor. Si el proceso de inspección concluye satisfactoriamente, tu agente de bienes raíces debe eliminar por escrito la contingencia de inspección del acuerdo de compra. Tu agente debe repetir este paso después de cualquier otra inspección.

•Inspección de plaga (Pest)

El prestamista va a exigir una inspección de plagas y es muy buen idea hacer una para asegurarse de que la casa no tenga termitas, hormigas carpinteras u otras plagas como cucarachas o ratas.

Si hay algún problema de plagas, deberán rectificarse antes de que la venta pueda continuar. Esta es otra área donde es posible que quieras renegociar con el vendedor para que pague por el trabajo.

•Inspección ambiental

A veces se recomienda realizar una inspección del ambiente para detectar toxinas en la propiedad, como moho y el asbesto. También puede haber problemas en los alrededores, como la contaminación de un lugar cerca de un vertedero, campo antiguo de petrolero, tintorería o estación de servicio. Cualquier problema que se descubran en estas áreas pueden traer consecuencias serias para la salud y pueden ser bastante costosos de solucionar.

11- Seguros

•Seguro contra riesgos

El seguro básico para propietarios de viviendas cubre las pérdidas financieras que ha caudaso el clima (por ejemplo, rayos y granizo) y eventos catastróficos (por ejemplo, incendios y explosiones). Sin embargo, la mayoría de las pólizas de propietarios de viviendas no protegen contra inundaciones, terremotos, negligencia, fallas de energía, guerra o pérdidas intencionales.

El banco solo exige seguro de incendio. El seguro de incendio por si solo es más barato. Asegúrate de tener siempre vigente la póliza de incendios y que tu prestamista tenga la información. Si tienes un seguro de incendios y tu prestamista no sabe que lo tienes, te van a poner una ellos por cuenta propia y son siempre carísimas.

•Seguro de inundación

En algunos casos, (esto es poco común, pero se da) si el área esta propensa a las inundaciones, el banco te va a exigir seguro de inundaciones fuera del seguro de incendio. En las zonas rurales, se debe realizar un estudio de la tierra para verificar los límites de la propiedad; en las zonas urbanas, los límites tienden a ser muy claros.

12- El prestamista ordenará una tasación de la vivienda

Después de haber hecho una oferta de vivienda y haber firmado un contrato de venta, la mayoría de los prestamistas querrán verificar el valor de la propiedad que estas comprando y evaluarla por sí mismos con una tasación de la vivienda.

Enviaran aun tasador de viviendas para que evalúe la propiedad y les proporcione una evolución formal por escrito. El tasador evaluará el valor de la propiedad en el mercado utilizando casas comparables, como lo hicieron tú y tu agente de bienes raíces al determinar cuánto ofrecer en la casa.

La mayoría de las veces, el precio del tasador terminará aproximadamente igual que el precio de oferta, en cuyo caso todo va a estar bien. Y si la evaluación es más alta del precio de la oferta, estarás obteniendo un buen trato. Por ejemplo, si vas a pagar $552,000 por una casa y el tasador dice que vale $ 565,000, instantáneamente vas a ganar 13,000 dólares en valor neto de la vivienda.

Sin embargo, si la tasación de la casa es inferior a lo que has acordado pagar por la propiedad, eso puede ser un problema, porque los prestamistas te van a prestar solo el dinero que la evaluación dice que vale, o hasta un porcentaje de la evaluación. Eso significa que tendrá que pagar la diferencia entre el monto máximo del préstamo y el precio de compra más los costos de cierre, o bien convencer al vendedor de que reduzca el precio de venta a lo que el prestamista considera justo.

Este costo de la evaluación, lo debe pagar el comprador cuando se provee el servicio y no al cierre del escrow. A no ser que el vendedor ofrezca pagarlo. Los precios de las evaluaciones son entre $400 a $500 dólares por casas y condominios y si son dos unidades cuesta entre $800 y 1000.

13- Piensa como vas a tomar el título de la propiedad

Cuando compras una casa, tomas el título de la propiedad, lo que significa que te conviertes en el propietario legítimo.

Cómo tomar título

Debes informarle a tu agente de escrow y al prestamista lo antes posible sobre cómo deseas tomar el título de tu casa y exactamente cómo aparecerán tus nombres en todos los documentos.

Esto le permite a tu prestamista y compañía de título preparar todos los documentos correctamente. (Los cambios posteriores, como agregar o eliminar una inicial en tu nombre, pueden retrasar el cierre).

Es posible que desee consultar a un abogado, contador u otro profesional antes de decidir cómo tomar título de la propiedad.

¿Qué sucede cuando se investiga el título de la casa?

Antes de que pases a ser el nuevo dueño, el prestamista tiene que verificar a traves de una empresa de título, que el título de la propiedad este limpio. La empresa de título, usualmente la escoge el agente de préstamos si tienes uno, o el prestamista, si estas tratando directamente con uno.

El departamento de títulos comienza a investigar y examinar todos los registros públicos relacionados con la propiedad en cuestión. Por ejemplo, registros de cualquier heredero que insista en que la propiedad es suya, gravámenes (de contratistas que trabajaron en la casa pero que nunca les pagaron) u otros problemas.

Esperemos que todo salga bien, pero en caso de que no, este paso adicional podría salvarte de una situación realmente aterradora en la que estarías luchando por la propiedad, o responsable de pagar los viejos gravámenes tú mismo.

Salvo circunstancias inusuales, se emite un compromiso de seguro de título, que indica un título limpio o enumera los elementos que deben borrarse antes del cierre. Te van a enviar una copia para que la revises.

Tu agente de escrow sigue las instrucciones del contrato, coordina los plazos y reúne toda la documentación necesaria. Por ejemplo, las solicitudes escritas de información de pago, se envían a la compañía hipotecaria del vendedor y a cualquier otro titular del gravamen.

Consejo final

Tu agente de bienes raíces supervisará todo este proceso de escrow, tu no tendrás nada que hacer por tu cuenta, así que no te aflijas tanto si no entiendes todo perfectamente. Sin embargo, en USA o cualquier otro país, en una transacción en la que estas poniendo tanto dinero, es buena idea tener por lo menos nociones básicas de lo que está pasando para que nadie se aproveche de ti o pierdas la casa que tanto te gusta.