¿Que necesito para refinanciar la hipoteca de mi casa?

Antes de saber que necesitas para refinanciar el préstamo de una casa, debes determinar cuáles son tus objetivos de un refinanciamiento hipotecario, ¿Tiene sentido refinanciar el préstamo de tu propiedad? ¿Los costos de  refinanciar un credito hipotecario?, ¿entiendes bien el saldo total a pagar a tu prestamista actual?, los requisitos y documentos para refinanciar (saber si calificas) una hipoteca.

Si determinas que te conviene, debes prepárate para el proceso de refinanciamiento porque siempre que sepas qué esperar y estés preparado, es probable que tomes un acuerdo sólido de refinanciamiento.

Determina cuáles son tus objetivos refinanciamiento hipotecario

Refinanciar, permite a los propietarios reducir el pago mensual de sus hipotecas, cambiar el interés de variable a fijo, cambiar el plazo, permite pedir prestada la equidad de una casa y cambiar el tipo de préstamo.

Igual que cuando compraste tu primera casa, debes tener tus metas claras.

¿Quieres baja tu pago mensual? ¿Acortar o extender la vida del préstamo? ¿Usar la equidad para pagar deudas o hacer una remodelación de casa? Cambiar el interés de variable a fijo porque los pagos te van a subir y no podrías hacer un pago más alto, este último, es un motivo suficiente para saber que vale la pena refinanciar.

Al cambiar la hipoteca existente, los dueños de casa pueden utilizar los ahorros para mejorar el presupuesto o pagar la hipoteca antes de tiempo.

Tener claras las necesidades te ayudara a saber si debe hacer un refinanciamiento sacando dinero o una línea de crédito.

¿Tiene sentido refinanciar?

El refinanciamiento debe hacer sentido para que te convenga, los números deben cuadrar. Si el interés te está bajando como mínimo medio punto en comparación con tu interés actual, podría ser una buena opción.

Por ejemplo, si tu préstamo original fue de $380,000 al 4.875%, tu pago actual es de $2,010.99, cambias tu hipoteca actual a un nuevo préstamo de $350,000 dólares al 4.250%, estarías bajando el interés 0.625, el pago te quedaría en $1,761.14 te ahorrarías $249.85 dólares al mes.

Además de los intereses, los dueños de casa tienen que tomar en cuenta el plazo del nuevo préstamo. Si llevas 10 años pagando la hipoteca actual y refinancias en un nuevo préstamo de interés fijo por 30 años, vas a terminar pagando el mortgage por 40 años en lugar de 30, lo que podría resultar en pagar más intereses durante la vida del préstamo.

Ahora, si necesitas refinanciar porque tienes un interés variable y quieres cambiarlo a fijo porque los pagos te van a subir y no podrías hacer un pago más alto, este último, es un motivo suficiente para saber que vale la pena refinanciar.

Puedes usar nuestra calculadora de mortgage para refinanciamiento para calcular cuánto seria tu pago con el interés más bajo y así determinar cuánto te ahorras.

Costos de un refinanciamiento

Cuando refinancias la hipoteca significa que estás obteniendo un nuevo préstamo hipotecario, y ese cambio lleva un precio.

Dependiendo de los requisitos del prestamista, estos costos pueden incluir cobros del banco, la evaluación de la casa, (un gasto que debes pagar de tu bolsa por adelantado), crédito, costos de escrow, seguro de título, costos por gravar los nuevos documentos en la oficina de registro del condado, notario y si te está haciendo el refinanciamiento un agente de préstamo te van a cobrar puntos, todo podría sumar de $5,000 a $8,000 dólares.

Si los gastos salen más que los ahorros totales al refinanciar la hipoteca, tal vez no te convenga. Sin embargo, si los costos los puedes recuperar en un par de años, entonces, el refinanciando de tu hipoteca tiene sentido.

Todos los gastos de un refinanciamiento se agregan a la deuda del nuevo préstamo, excepto la evaluación de la propiedad.

Pero si se trata de refinanciar para salvar la casa, porque un pago más alto sería fatal para tu presupuesto, entonces en dado caso también tiene sentido refinanciar, a pesar de los gastos.

Reúnete con tu prestamista para que te explique detalladamente los costos. Saca tus cuentas para que sepas cuando vas a poder recuperar los gatos.

Entiende bien el saldo total a pagar a tu prestamista actual

Al refinanciar una casa, el nuevo prestamista la paga al prestamista actual. El prestamista nuevo va a pedir una declaración de pago a tu actual prestamista. Esta declaración, aunque varia usualmente incluye:

• Saldo de la deuda actual
• Cantidad de intereses diario a pagar hasta la fecha del cierre
• Cobros por intereses diarios
• Cobro por estado de cuenta
• Cobro por penalidad si la hay

La cantidad de intereses diarios equivale a los días que vas a tener el préstamo con el prestamista antiguo antes del cierre. Gracias a esto cuando refinancias te parece que te dan uno o dos meces gratis, pero el banco no te da nada gratis. Cuando eres dueño de casa, primero vives el mes y el primero del próximo mes pagas los 30 días para atrás.

Ese cobro lo envía el prestamista antiguo en la declaración de pago final que en ingles se llama Demand o Pay off.

Además, es importante también averiguar si tu préstamo actual viene con penalidad por pagar antes. Aunque los préstamos con penalidad hoy son raros, de todas formas, vale la pena cerciorarse.

Cuando trabajaba haciendo refinanciamientos, se daba mucho lo de la penalidad y era bastante. Los montos eran de 3,550 hasta 10,000 dólares. Esto se agregaría al saldo total. Tienes derecho a pedir una copia de la declaración de pago antes de firmar los papeles del nuevo préstamo.

Requisitos y documentos para refinanciar una hipoteca

Para calificar para un refinanciamiento, los requisitos son que el prestatario tenga ingresos suficientes, buen crédito y generalmente una equidad equivalente al 20% del valor de la propiedad. Esto hay que demostrarlo presentando la documentación pertinente.

¿Qué documentación se requiere?

Al solicitar refinanciar el préstamo de una casa, tu prestamista necesitará comprobantes de ingresos. Los prestamistas quieren estar seguros de que tienes los medios financieros para pagar la nueva hipoteca, así como cualquier otra deuda a largo plazo (como préstamos para automóviles) y otras deudas de tarjetas y préstamos personales.

Revisa esta lista para asegurarte de tener todos los documentos necesarios para solicitar la refinanciación de tu préstamo hipotecario.

• Ingresos

Si trabajas en una empresa te van a pedir las formas W2 de los dos últimos años y 2 o 3 recibos de pago más recientes. Al solicitar refinanciar el préstamo de una casa, tu prestamista necesitará un comprobante de ingresos. Los prestamistas quieren estar seguros de que tienes los medios financieros para pagar la nueva hipoteca, así como cualquier otra deuda a largo plazo (como préstamos para automóviles) y otras deudas de tarjetas y préstamos personales.

Si trabajas por tu cuenta te van a pedir las declaraciones de impuestos federales de los dos últimos años más una declaración de ganancias y pérdidas del año vigente.

Entonces, llévale estos documentos a tu agente de préstamos o al prestamista si vas a refinanciar directo con el banco para que te haga copias de estos documentos.

• Historial crediticio

Antes de reunirte con el prestamista para que empiece a tramitarte el refinanciamiento, es buena idea chequear tus tres puntajes fico y verificar si tienes cualquier exceso de deuda del que debas deshacerte y asegúrate que has hecho tus pagos a tiempo. Ten en cuenta que mientras mejor este tu crédito más bajo te van a dar el interés.

• Declaraciones más recientes de saldos de hipotecas

Aunque el prestamista podrá ver estas deudas en tu informe de crédito, muchas veces te van a pedir las declaraciones de saldos de la hipoteca, si tienes una segunda o línea de crédito también te la van a pedir estas declaraciones recientes.

• Declaraciones de cuentas bancarias

Es importante para el prestamista saber que tienes dinero reservado para pagar por la evaluación de la propiedad y el pago de al menos dos meses de la mensualidad del préstamo hipotecario mensual.

Si tienes cuenta de ahorro, cuenta de jubilación, acciones, bonos y certificados de depósito, también te pedirán estos estados de cuenta. Si tienes todo esto te beneficia mostrar estas declaraciones de cuentas.

¿Y ahora, cual es el siguiente paso?

Ya estableciste tus objetivos, tiraste los números y te diste cuenta que te conviene refinanciar tu préstamo hipotecario, juntaste todos los documentos pertinentes, sabes que vas a calificar, entonces ahora puedes proceder a hacer la solicitud.

El proceso del refinanciamiento

1- Completa la aplicación de solicitud para un refinanciamiento

El primer paso es completar la solicitud de hipoteca de refinanciamiento, que incluye información sobre ti y la propiedad. Dependiendo del prestamista, puedes someter tu aplicación online o en persona.

2- Firma el consentimiento para proceder y firma divulgaciones

Una vez que presentes la solicitud, debes dar tu consentimiento para continuar y le darás permiso a tu prestamista para avanzar con la solicitud. Además, debes firmar las divulgaciones correspondientes.

3- Envía los documentos que se requieren

Tu prestamista también necesitará documentación que verifique la información que proporcionaste en tu solicitud.

4- Obtén una estimación de los gastos y del préstamo

La ley requiere que un prestamista proporcione una estimado de gastos y del préstamo dentro de los 3 días posteriores a haber recibido una solicitud de préstamo. Este documento te hace un estimado de los costos de cierre de tu préstamo, el interés, resume los términos de tu préstamo y el pago mensual.

5- Evaluación de la propiedad

Antes de aprobar completamente el préstamo de refinanciamiento, tu prestamista ordenará una evaluación de la casa para saber el valor estimado. El valor de tasación se basa en varios factores, que incluyen:

Los pies cuadrados, el número de cuartos y baños.
La propiedad en comparación con las ventas recientes del área.
Características que podrían afectar el valor para mejor o peor.

El prestamista toma en cuenta el valor en la evaluación de la propiedad para determinar la cantidad del préstamo y los términos del préstamo.

El evaluador te llamará por teléfono para hacer una cita. Si has hecho adiciones recientemente, o tal vez hace un año, debes mostrar al evaluador los permisos para que ponga esta información en la evolución. Las adiciones tardan en mostrarse en base de datos en donde los evaluadores sacan la información de las propiedades. Si el evaluador no tiene esta información, evaluara la propiedad sin las adiciones. Entonces esto es muy importante.

Si tienes piscina, y por ahorrar has drenado el agua, vas a tener que llenarla con agua otra vez, porque el evaluador pondrá en la evolución que la piscina no tenía agua y el prestamista no te dará el préstamo si no cumples con esta condición.

La evaluación cuesta entre 400 y 600 dólares. Este gasto se paga por adelantado y se debe remitir al evaluador cuando va a tu casa a hacer la evaluación. Es el único gasto que no se puede agregar a la deuda del nuevo préstamo.

6- Recibe la decisión final

Después de haber enviado tu solicitud de préstamo, haber dado tu permiso para proceder y haber proporcionado los documentos que se requieren, el oficial de préstamos hipotecarios mandará tu aplicación y documentación a un procesador de préstamos, quien preparará y revisará el paquete de préstamo.

Un asegurador revisará tu solicitud completa para dar una decisión final basada en los criterios del prestamista.

7- Cierre del préstamo

Después de haber recibido la aprobación final, y el prestamista imprima los documentos, te llamarán por teléfono o te enviarán un email para hacer cita para que revises y firmes los documentos de cierre. Te tienen que proporcionar una copia de todos los documentos que firmaste y también tienes derecho a que te den una copia de la evolución.

Si estás haciendo el trato por medio de un oficial de préstamo, los documentos los enviaran al escrow, en donde deberás firmarlos. Si lo estás haciendo directamente con el banco, deberás ir al banco. Si estás haciendo el refinanciamiento por internet, te enviarán los documentos por email para que los firmes digitalmente.

De ahí deberás esperar tres días hábiles para cerrar el préstamo ya que por ley el prestamista debe dar tres días al solicitante, en caso que se arrepienta y quiere cancelar el trato.

Cuando hayan pasado los 3 días, el préstamo estará listo para el cierre.